La Plazuela de las Comendadoras se encuentra en pleno barrio Maravillas, pero por ella parece que el tiempo se ha paralizado. La calma dentro del caos que a diario se vive en la cercana calle de San Bernardo. En una de sus esquinas, frente al convento que le da nombre, se encuentra una cafetería que desde su apertura se ha convertido en uno de sus mayores reclamos: el Federal Café.